1572380324.jpg
NEXA.jpg
CARTEL CAPTACION CF BENIDORM.jpg

El hechizo vilero termina con la maldición de la Guinardera



Sufrida victoria del Club Rugby La Vila frente al Sant Cugat en su feudo catalán por 9-18. Los jonenses llegaban invictos a la sexta jornada y necesitaban vencer a uno de sus rivales directos para afianzarse en la primera plaza de la competición, pero sabían de buena mano, tras lo acontecido en las dos últimas ediciones de DHB, que ganar en La Guinardera era un reto ambicioso y complejo.


La primera parte se antojó muy igualada en el marcador. Tan solo un golpe a palos por equipo fueron los puntos anotados antes del descanso. Las dos delanteras realizaron su trabajo percutiendo con contundencia en cada ruck y maul, incidiendo en la presión y desgaste contrario para encontrar alguna fisura que aprovechar, pero la defensa fue una lección recíproca entre los dos bandos. El jugador vilero Lucas Poggi percibió nuevamente la maldición de La Guinardera en sus propias carnes cuando atravesó la línea de ensayo contraria y vio caer el balón de sus manos. Solo fue un aviso de mal augurio que retornaría con más virulencia en el segundo periodo. Las dos plantillas llegaban con un 3-3 al final del primer periodo.


Y llegaban los últimos 40 minutos de este angustioso thriller de suspense con el conjuro catalán en su máxima plenitud. Iñaki Berasategui volvía a aprovechar un golpe a favor de los locales para adelantarse con un 6-3 en el marcador. Javier Carrión la jugaba desde medio campo, terminando en un ruck que aprovechaba el pilar Juan Ignacio Pérez para introducirse en el rectángulo detrás de palos, pero el colegiado Molpeceres pitaba retenido. Pero la mala fortuna no terminaba aquí. Una nueva incursión jonense en la zona de marca catalana, esta vez de Paco Martínez, se anulaba con un nuevo retenido. La Guinardera seguía sacando cartas sobre la mesa. Hasta que, finalmente, llegaba el try de Matías Jara y un atisbo de esperanza asomaba en el horizonte con un ajustado 6-8.


Llegaba el minuto 55 y el zaguero del Sant Cugat sumaba tres puntos más para su equipo alcanzando un 9-8 que reactivaba ominosos recuerdos en la agrupación de La Marina Baixa. ¿Era posible un tercer retenido en suelo del conjunto capitaneado por Gerard Mayol? Pues así fue. Pero un certero chute del francotirador Jara tras un golpe a favor y el ensayo del recién incorporado Francisco Carbonell sentenciaron el encuentro, lo que marcó un punto y final a la racha perdedora de los vileros en el campo de La Guinardera.


La Vila sigue líder con 28 puntos, seguido por el Sant Cugat con 23 y por el CAU con 20. Ahora, los hombres de Quirelli se preparan para recibir el próximo domingo 8 de noviembre a las 12:30 horas en el Estadio de Villajoyosa al R.C. L´Hospitalet.


Al final, no fueron necesarias ancas de ranas ni patas de cabra para la poción secreta de la victoria. Para acabar con una maldición solo hace falta trabajo, pasión y confianza en tu equipo. Ésa es la magia más poderosa de todas.


20210312_121600.jpg
122825352_1429272123928250_1781265340747